Como vimos en ¿Por qué surgen los ataques de ansiedad?, algunos ataques de pánico se generan en un suceso traumático (como un accidente, recibir una mala noticia), pero no son los más frecuentes. En estos casos el tratamiento para la ansiedad ser haría de otra forma, ya que formarían más bien parte de un Síndrome de Estrés Postraumático.
La mayor parte de los ataques se generan por acumulación de estrés, como vimos, como “la gota que colma el vaso”. Vamos a ver cómo los psicólogos podemos ayudar a mejorar este tipo de ataques.

Ansiedad primaria y secundaria

La ansiedad primaria es la que todos conocemos, la que vimos en el artículo anterior. La ansiedad secundaria, sin embargo, es menos conocida, es el miedo al miedo. Es decir, es lo que dejamos que hacer por miedo a que nos den ataques de pánico. Normalmente son:

  • Situaciones en las que ya nos han dado ataques y pensamos que es más fácil que nos vuelvan a dar
  • Situaciones en las que pensamos que si nos dan, llamaremos la atención de todo el mundo

Si nos fijamos bien, esta es la parte que más deteriora nuestra vida, más que la ansiedad en sí. Empezamos a no ir a sitios, a no ver a personas, a discutir con gente por lo absurdo que es, porque no lo entienden. Las primeras semanas o meses parece que no es tan grave, pero al pasar los meses se puede apreciar claramente que ahora la vida gira en torno a este tema, todo esta organizado en torno que cosas se pueden o no se pueden hacer, en vez de estar organizado para mejorar nuestra vida, para cumplir nuestros planes y sueños, para avanzar como personas.

Superar los ataques de ansiedad

Superar los ataques de pánico

¿Qué podemos hacer para manejar los ataques de ansiedad?

Podemos hacer muchas cosas, posiblemente necesitemos la ayuda de un psicólogo, pero en general la estrategia puede ser:

  • Reducir la ansiedad general, revisando si el estilo de vida tiene un ritmo que se pueda rebajar a un nivel más razonable
  • Revisar algunos aspectos que puedan estar presentes, como el nivel de autoexigencia (que suele ser alto en personas con este problema), o la necesidad de control sobre las situaciones, aumentando la capacidad para soportar e incluso disfrutar los imprevistos
  • Valorar los estilos de pensamiento tipo blanco/negro o todo/nada
  • Trabajar el sentido del humor sobre los extremos, sobre las situaciones y sobre uno mismo
  • Técnicas de relajación, hay diferentes tipos asociados a cada tipo de personalidad
  • Dejar de evitar las situaciones que nos dan pánico, ir poco a poco asumiendo que o las situaciones te vencen o las vences tu a ellas. Para esto se van estableciendo, con la ayuda de la terapia de un psicólogo, una escalera de situaciones empezando por las menos problemáticas, hacia las más difíciles. El psicólogo da herramientas para que estas situaciones sean menos desagradables cada vez, de forma que gradualmente la persona vuelve su vida a la normalidad de la que disfrutan el resto de personas

¿Cuándo hace falta ir a un Psicólogo?

En general hace falta ir a un psicólogo o hacer un tratamiento para la ansiedad cuando la persona nota que su vida se afecta, cuando percibe que pierde cosas o que los ataques de pánico le provocan problemas con su familia, en el trabajo, con los amigos.
No tiene que ser una terapia larga necesariamente, puede ajustarse a las necesidades de cada persona.

Para saber más, consulta el artículo ¿Por qué surgen los ataques de ansiedad?

Mari Paz Moreno Psicología
667455976
morenollorca@gmail.com
www.psicologia-granada.com

<br>Si te gusta, compartelo ;-D Share on Facebook
Facebook
16Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation